28
Ago

Multiversus y El Ángelus de Millet

“El Ángelus de Millet”. Obsérvalo tranquilamente. Con atención… ¿Qué ves?

Venía a decir Dalí, en su método de interpretación paranoico-crítico plasmado en “El Mito trágico del Angelus de Millet”, que en ocasiones la ingesta acumulativa de información, aunque no se comprendiese, generaba nuevas vías para el pensamiento creativo. Por eso, el maestro leía con avidez libros y libros de matemáticas sin enternder un ápice de sus fórmulas y teoremas. También contaba que en ocasiones se quedaba absorto largas horas contemplando las cosas que no terminaba de comprender. Dalí ya escribió eso en 1932, aunque el manuscrito se perdió y no se recuperó hasta los años sesenta.

La obsesiva contemplación del cuadro de Millet le hizo comprender algo que hasta entonces había estado oculto para todos. Dalí pidió a los conservadores del Louvre que hicieran una radiografía del cuadro. Tenía una intuición. Y efectivamente… allí… oculto por la última capa de pintura descubrieron que en la primera versión del cuadro, entre las dos figuras, Millet no había pintado una sencilla canasta, sino algo oscuro con forma geométrica. El ataud de un niño. Entonces… todo tuvo sentido.

Intento hacer lo mismo cuando participo directamente en los equipos multidisciplinares que, por suerte con cada vez más frecuencia, comienzan a ser imprescindibles en el desarrollo de los nuevos productos culturales. Me fascina escucharles, aunque muchas veces no les entienda. Físicos teóricos que imaginan dotar de inteligencia bioinducida a nuestros proyectos, ingenieros que piensan en la poética estructural de sus propuestas, arquitectos que diseñan más allá de las formas y que convierten los espacios en superlugares, ingenieros de sistemas que hablan idiomas a medio camino entre el el Quenya, el Sindarin y el Klingon…

Son como un multiverso con varias realidades superpuestas. Por supuesto no alcanzo a entender gran parte de sus conceptos… pero hay algo… no sabes qué, que te hace pensar de otra forma, que te abre nuevos caminos creativos. Dalí exploró nuevas vías cuando quedó fascinado por aquella armonía perfecta de los números, aunque no entendiera su significado, y descubrió secretos ocultos gracias a su observación. Es posible que a nosotros nos pase algo parecido cuando escuchamos a los componentes de estos nuevos equipos. Aun sin comprenderlos completamente, sabes que… algo va a cambiar en tu forma de pensar.